3 resultados inesperados que atribuyo al yoga

3 resultados inesperados que atribuyo al yoga

 “He estado intentando aplicar el yoga y la meditación en mi vida pero no funciona como yo esperaba. ¿Necesito a alguien que me enseñe o se tarda algún tiempo en observar resultados significativos?” 

¿Cómo sé si la práctica de yoga funciona?

Esta consulta me recuerda que, al principio, mi práctica de yoga tampoco se ajustaba a mis expectativas. Porque yo tenía mis propias ideas sobre cómo debería ser el yoga y lo que pretendía obtener al practicarlo.

Pero lo bueno del yoga es que no te da lo que deseas. Y sí, tener una persona que te enseñe supone una gran diferencia.

A continuación expongo tres ejemplos de ‘resultados’ recientes e inesperados que atribuyo al yoga.

Tres resultados del yoga

UNO

Recientemente salí volando por encima del manillar de mi bicicleta en un pequeño accidente del que salí ilesa. Frené de repente y la bicicleta se detuvo de golpe pero yo no, y si no hubiera sido por el yoga estoy segura de que hubiera acabado con un músculo o ligamento roto o desgarrado al aterrizar en el suelo. Pero gracias al yoga tengo unos tejidos conectivos flexibles y eso contribuyó a que mi cuerpo absorbiera el impacto de la caída sin ninguna rotura.

DOS

En diciembre me tomé un descanso de un mes de mi práctica de yoga. Hacía tiempo que no había tenido una pausa tan prolongada y muy pronto tuve la oportunidad de recordar por qué me gusta tanto el yoga. Al final del mes me sentía desganada, indecisa e insegura de mí misma. El mantener una práctica continuada de yoga me da una sensación de enraizamiento que no tengo de manera natural. Es posible que no sea consciente de esa sensación cada día pero la echo de menos cuando la pierdo.

TRES

Disfruto siendo una persona madrugadora, aunque no siempre ha sido así. Hasta hace poco, el sonido del despertador por la mañana desencadenaba una gran discusión en mi cabeza. Una voz me decía: “Tienes que ir a hacer yoga”, y otra rebatía: “No quiero ir”. Ahora, sin embargo, disfruto cada vez más de la práctica matinal. Me aclara la mente y me activa el cuerpo, y después me siento renovada.

¿Has tenido experiencias similares con el yoga en tu vida? Me encantaría conocer con qué regalos te ha sorprendido esta práctica. Puedes compartir tus experiencias a continuación. ¡Espero tus opiniones!

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *