¿Te duele la rodilla en la postura de meditación?

¿Te duele la rodilla en la postura de meditación?

Mi profesor de osteopatía, Antonio Arcos, un día en clase dijo “La rodilla es una articulación chivata”. Se refería a que la rodilla se “chiva” de lo que pasa en la cadera o en el apoyo del pie.

¿Te ha pasado alguna vez que calzar un zapato nuevo te haya causado una molestia repentina en la rodilla?

Cuando estamos de pie, caminando o corriendo la articulación de la rodilla está bajo presión constante. Un desequilibrio en nuestro apoyo puede dar sensación de molestia en la rodilla que se siente al caminar o al hacer running debido al apoyo inestable o inadecuado.

En yoga, las molestias que percibimos en las rodillas suelen indicar que la articulación de la cadera no está lo suficientemente flexible para realizar la postura de la manera en que lo estamos haciendo.

Me refiero en concreto a las posturas de yoga que realizamos sentados en el suelo. En particular a la postura del loto, medio loto o la postura fácil. Es en estas asanas que usamos para meditar y que sostenemos durantes tiempos largos, el dolor de rodilla se hace presente.

Aquí la rodilla se está chivando de nuestra cadera. Indica que probablemente la articulación de la cadera no dispone de la flexibilidad necesaria para mantener esta postura cómodamente durante largos intervalos de tiempo.

Por eso la molestia en la rodilla. La articulación nos señala (se chiva) que tenemos que adaptar la postura a nuestro cuerpo prestando atención a la cadera para no forzar la rodilla.

En lo que sigue te doy unos tips para evitar el dolor de rodillas en la postura de meditación del yoga.

¡Espero te resulten útiles!

– Julia

1- Eleva tu asiento

Muchos de los que acudimos a yoga tenemos poca flexibilidad en las caderas y eso repercute directamente sobre nuestras rodillas.

La falta de “apertura” en las caderas es la principal razón por la cual las rodillas nos molestan en posturas en el suelo.

Si esto te pasa a tí, eleva la base de tu postura, es decir siéntate sobre una, o más, mantas dobladas hasta que tu pelvis esté más alta que tus rodillas.

2- Descansa tu rodilla sobre un soporte

Descansa tu rodilla sobre un cojín o un ladrillo de yoga para aquellas posturas en las que tus rodillas tienden a estar en el aire en vez que en el suelo.

Esta adaptación minimiza las tensiones en los músculos de las caderas que pueden repercutir en las rodillas. Además permite una relajación más profunda en la postura.

3- Crea espacio en la articulación

Enrosca una toallita de manos y colócala en el pliegue de tu rodilla cuando entras en la postura. También puedes probar lo mismo con tu cinturón de yoga.

Notarás enseguida una sensación de alivio. Puedes usar este soporte tanto para la postura de meditación como para Janu Sirsasana o Sukhasana.

En posturas como Virasana o Supta Virasana puedes usar una manta de yoga para las dos rodillas a la vez.

Yoga y lesiones 2021

El 6 de abril del 2021 abren inscripciones a la nueva edición de mi curso online Yoga y lesiones.

Si quieres aprender a guiar a tus alumnos de yoga con lesiones, este curso es para ti.

El curso ha sido muy ameno y extremadamente claro en sus contenidos. Además, las explicaciones anatómicas, las propuestas de prácticas y los masajes han sido muy útiles para llevar a las clases.

Susana

¡Descubre yoga y lesiones!

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

There are 4 comments for this article
  1. Avatar
    Javier at 22:02

    No sabía la relación que había entre las rodillas y las caderas. Cuando antes tenías las caderas más rígidas las rodillas me dolían en algunos ejercicios como el enano, que es caminar en cuclillas. Todavía mucha gente que trabaja con su cuerpo como son los artistas marciales no se dan cuenta que el dolor de rodillas se debe a que tiene las caderas tiesas.
    Al final de mi práctica de Ashtanga hago la posición de loto no completa, sino a mi medida.
    También relacionado con la cadera, es que a los occidentales les cuenta hacer la sentadilla rusa o asiática. Incluso no pueden hacer una cuclilla con los pies juntos como es habitual en Japón, Vietnam y el Asia en general.

    • Julia Zatta
      Julia Zatta Author at 15:38

      Gracias por contarnos tu experiencia, Javier. Me alegra leer que te resuena lo que cuento sobre rodillas y caderas y que lo relacionas con los movimientos habituales en fitness y en yoga… Y sobretodo que te cuidas en tu práctica de ashtanga. Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *