El estiramiento activo en yoga y sus beneficios

El estiramiento activo en yoga y sus beneficios

He observado que muchos entienden los estiramientos como una acción muscular pasiva. Es decir, se asocia el estiramiento a la relajación del músculo o del cuerpo. Del mismo modo se suele creer que si un músculo no produce movimiento está relajado.

Quizás sea por esto que aún se percibe el yoga como “relajante” y pasivo. Cuando hablo de yoga sé que muchos me imaginan tumbada en posturas de descanso, con velas e inciensos prendidos y música relajante de fondo. Si eres yogui sabes a qué me refiero.

Estiramiento ≠ relajación 

Pero no siempre estamos relajados de forma pasiva en yoga. A menudo mantenemos posturas estáticas en las que contraemos voluntariamente (activamos) la musculatura para dar vida a la asana. De hecho, el reto del profesor de yoga es conseguir que el alumno no afloje su atención en las posturas estáticas y que mantenga su cuerpo despierto y activo. 

En términos técnicos, mantener un músculo contraído sin que se produzca movimiento se llama contracción isométrica. En yoga usamos este tipo de contracción cuando nos mantenemos estáticos en una postura. Este tipo de activación muscular crea la fuerza y flexibilidad que caracteriza el cuerpo yóguico. Ahora te explico cómo.

Contracción isométrica excéntrica

Tendemos a pensar que cuando un músculo se contrae se acorta al mismo tiempo, como cuanto doblamos el codo y el bíceps se contrae, abultándose. Pero podemos contraer un músculo a la vez que se mantiene en una posición alargada. Es un tipo de estiramiento activo, en el que contraemos voluntariamente el músculo que estamos estirando. 

Ejemplo: Guerrero II

Es lo que ocurre al extender el codo en Virabhadrasana II (postura del guerrero 2): el mismo bíceps se alarga a la vez que está “activo” es decir contraído en elongación. Consiste en una contracción muscular excéntrica: los extremos del músculo se alejan entre sí a la vez que el músculo se contrae.

Ejemplo: Parsvottanasana

Te doy otro ejemplo: en parsvottanasana realizamos una contracción excéntrica del isquiotibial de la pierna delantera. Es decir mantenemos el músculo en una posición de elongación a la vez que lo contraemos. Al mantener la postura de forma estática con la musculatura activa durante 3 o 5 respiraciones estiramos el músculo. Este tipo de estiramiento “activo” es muy común en yoga y nos brinda la flexibilidad por la que el yoga es conocido. 

Entender la anatomía nos ayuda a visualizar el músculo o grupos musculares que estamos estirando.

Conocer la anatomía nos ayuda a visualizar mejor los grupos musculares que estamos trabajando en una determinada postura. No solo los percibimos a través de nuestra sensaciones físicas sino podemos visualizar su posición y acción. Esto nos ayuda a entender mejor el cuerpo del alumno y a visualizar lo que le ocurre para corregirle mejor.

Los alumnos de mis curso online “Yoga y lesiones” me han comentado que entender mejor la anatomía les ayudó a visualizar el cuerpo de su alumno y a corregirlos con más seguridad.

Conclusión: Estático no significa relajado

Para sostener las posturas de yoga contraemos voluntariamente la musculatura aunque la postura se mantenga estática. Además, las posturas que ejecutamos en yoga trabajan de forma global los grandes grupos musculares brindándoles más flexibilidad.

O sea, la flexibilidad que adquirimos en yoga no es siempre debida a la relajación pasiva de la musculatura sino mediante la activación consciente y voluntaria de los músculos. 

¿Cómo corriges a tus alumnos en las posturas estáticas?

Parte del arte del profesor de yoga es conseguir que su alumno se mantenga presente en las posturas activando la musculatura de forma consciente. Forma parte del refinamiento de las posturas y del aumento de la atención.

Cuéntame, ¿cómo consigues mantener tu alumno atento y activo en tus clases?

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *