fbpx

¡Aprende anatomía para yoga sin esfuerzo!

Mi misión es demostrarte cómo aprender anatomía para yoga es algo fácil, entretenido y súper enriquecedor

Para comenzar descarga mi ebook: Guía práctica de anatomía para yoga y comienza a poner en práctica la anatomía en tu esterilla y clases de yoga.

¡Quiero aprender anatomía!

¿Qué hacer cuando hay dolor de rodilla en Balasana?

Hola Yogui, esta semana contesto a la pregunta de Laura sobre dolor de rodilla en la postura del niño, Balasana. Su alumna sufre de dolor en la rodilla cuando practica esta postura y las adaptaciones que Laura le sugirió no alivian su dolor. Laura además se siente insegura frente a su alumna en parte por la actitud de la misma alumna y quiere saber qué le recomiendo. En la video-píldora de hoy contesto a la pregunta de Laura sobre cómo gestionar esta situación.

¿Qué hacer cuando duelen las rodillas en Balasana?

Paso 1: Valida su experiencia

Cuando un alumno se queja de un dolor en su cuerpo es importante validar su experiencia. A pesar de que su físioterapéuta no haya encontrado alguna causa de su dolor, esto no significa que su dolor no sea real. Si queremos que los alumnos confíen en nosotros tenemos que confiar en ellos. A partir de ahí buscamos soluciones, es decir posturas que les resulten cómodas y que no les ocasionen dolor.

Quiero destacar que la relación con el alumno es la base del acompañamiento que le ofrezcamos, por eso me gusta empezar por ahí. Si el alumno no confía en nosotros, no va a ser receptivo a nuestras sugerencias por muy buenas que sean.

Un poco sobre la fisiología del dolor..

A parte, hay que considerar la fisiología del dolor. Desde la perspectiva de la teoría polivagal entendemos que el dolor provoca una “neurocepción” de peligro. La neurocepción es la percepción del sistema nervioso y ocurre de forma involuntaria, fuera de nuestra conciencia cognitiva. Cuando el sistema nervioso percibe una amenaza, se activa nuestro sistema nervioso simpático y con ello una respuesta defensiva. Frente a una activación simpática nuestra fisiología cambia y con ella nuestro comportamiento. Entramos en un estado de alerta y nos volvemos menos pacientes, menos receptivos y menos amables.

Validar la experiencia del alumno es una manera de disminuir su reactividad. En estas situaciones es importante mantenerse ecuánimes y no tomarnos la actitud del alumno como algo personal. Cuando el sistema nervioso del alumno perciba que no somos una amenaza, el alumno será más receptivo a nuestras sugerencias.

Paso dos: Elimina los factores que pueden estar causando dolor

Los dos factores mecánicos que pueden estar causando dolor en la rodilla de la alumna de Laura son: El contacto de la rótula en el suelo y El grado de flexión de la rodilla.

1. El contacto de la rótula en el suelo

A muchas personas les duele el apoyar las rodillas en el suelo. El contacto del hueso contra el piso duro causa dolor. Hoy mismo en clase de fitness funcional una compañera se trajo estos pads de soporte para las rodillas justamente para evitar la molestia que siente cada vez que apoya la rodilla en el suelo. En clase de yoga podemos usar una manta debajo de las rodillas o comprar una esterilla de yoga más gruesa.

2. El grado de flexión de la rodilla

Es posible que el grado de flexión de la rodilla en la postura sea el causante del dolor. Tenemos que considerar que en la postura del niño, Balasana, el peso de cuerpo descarga sobre la rodilla, creando compresión en la articulación. Y esto puede ser causa de dolor. En yoga podemos poner una manta en el pliegue de la rodilla o cambiar de postura a una posición que no comprima la articulación bajo carga.

Alternativas a la postura

Cuando nos encontramos con una alumna como la que nos comenta Laura, cambiaría la postura del niño por una en la que no se descarga el peso del cuerpo sobre la articulación flexionada. Así evitamos los factores que pueden estar causando este dolor en la alumna. Te propongo “happy baby” la postura del niño felíz porque en esa postura la alumna puede controlar tanto la flexión de sus rodillas como la intensidad de la postura. También se me ocurre ofrecer una postura fetal, de descanso sobre un lado como se hace en las clases de preparto. Tumbado de lado el alumno no carga el peso del cuerpo sobre las rodillas y puede controlar qué tanto quiere doblarlas. ¿Qué otras posturas se te ocurren a tí?

¡Cuéntame de ti!

¿Te has encontrado alguna vez en una situación similar a la de Laura? ¡Cuéntame de tu experiencia en los comentarios!

2 Comentarios

  1. Elixabete Salaberria

    Hola, me encantan tus recomendaciones.

    Yo tengo una alumna que aborrece hacer adho mukha svanasana.

    Se está quejando todo el día, diciendo que realizó demasiados durante la práctica ( Hatha Vinyasa).

    Por más que le busco opciones (colocarse de rodillas), preguntar si siente dolor o molestia (no) y le explico los beneficios de esta postura: se cierra.

    Tiene fuerza en brazos, hace perfectamente las planchas laterales y además en una buena nadadora.

    Al principio procuraba modificar las secuencias para evitar Perros boca abajo, pero me he dado cuenta que son tantos sus beneficios y me gusta trabajar con la postura, que una persona no puede parar la progresión del grupo, no tampoco mi metodología.

    Algún conejo? Muchas gracias

    Responder
    • Julia Zatta

      Espero te haya gustado la píldora que te dediqué Elixabete!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola!

¡Soy Julia Zatta!

Terapeuta manual y profesora de yoga especializada en impartir clases de anatomía a profesores de yoga.

Aprende Antomía

de manera fácil, clara y práctica

Mejora tus clases de yoga y cuida de tus alumnos con una práctica segura basada en anatomía.

¡ME LA LLEVO AHORA!

Aprende anatomía

de manera fácil, clara y práctica

Mejora tus clases de yoga y cuida de tus alumnos con una práctica segura basada en anatomía.

¡Me la llevo ahora!