¿Cómo cuidar una alumna recién operada de rodillas?

¿Cómo cuidar una alumna recién operada de rodillas?

La semana pasada en el curso online Yoga y Lesiones estuvimos hablando de rodillas sensibles. Y es un tema que da mucho por hablar porque las lesiones de rodilla están a la orden del día.

En la píldora de hoy te doy unos tips de cómo encarar tus alumnos con rodillas sensibles.

El punto de partida es una pregunta que me llegó por Instagram:

“Hola Julia! Gracias por compartir tu conocimiento con tanto amor y dedicación. Tengo una alumna operada de rodilla y vuelve a la práctica después de 4 meses. Es practicante de yoga pero de todas formas quería saber que me recomiendas en cuanto a las posturas, más que nada cuáles pueden ser contraproducentes. Desde ya la idea es que escuche su propio cuerpo y que vaya avanzando de a poco. Pero a veces somos un poco autoexigentes y no nos escuchamos cómo deberíamos, por eso quería tener unas pautas.”

– Recibido vía Instagram

Tips para cuidar rodillas sensibles

1. No tengas miedo de hacer preguntas

En primer lugar tienes que recabar más información sobre la lesión de tu alumna. Cuánto más sepas al respecto mejor para ti porque esta información te servirá para acompañarla de forma más eficaz. Además te sentirás más confiada si entiendes lo que le pasa. Con este fin recomiendo leas su informe médico para asegurarte de que hayas entendido bien las características de la patología. A parte de eso es interesante saber si la intervención requiere de una recuperación postoperatoria y si es el caso, saber en qué consiste. Todos estos datos son útiles para hacerte una idea más clara de lo que supone la cirugía para ella.

2. El nombre de la patología no te revela la vivencia de tu alumno

Una vez obtenida esta información pregúntale a tu alumna cómo lo está viviendo. Cuando acompañamos al alumno es fundamental tener en cuenta que el diagnóstico médico no te revela la experiencia personal del alumno. Necesito resaltar esta idea ya que muchos me preguntáis cómo modificar la práctica para una determinada lesión sin tener en cuenta la persona. La misma lesión puede expresarse con matices muy distintos dependiendo de la persona: su edad, condición física, estado de ánimo, conciencia corporal, etc… Y estos datos solo te los puede dar tu alumna.  

3. Algunas posturas contraindicadas

Es esencial que te informes con tu alumna sobre cómo se siente al retomar la práctica y que juntas busquéis modificaciones a las posturas que le resulten incómodas. A nivel anatómico tén en cuenta que las rodillas son más vulnerables cuando en flexión, así que iría con cuidado en posturas de flexión en las que el peso corpóreo se reparte sobre la articulación.

Malasana o Virasana son posturas en las que las rodillas se encuentran completamente flexionadas y el peso corporal descansa sobre ellas. Es algo intenso para la articulación si está lesionada o convaleciente así que las modificaría con soportes.

Otra postura complicada para las rodillas es Eka Pada Rajakapotasana. La postura requiere bastante flexibilidad en las caderas, y, en su ausencia, la repartición del peso corpóreo recae sobre la rodilla delantera causando molestia o dolor. Así que buscaría una variación de la postura en posición supina para eliminar el riesgo de cargar el peso corporal sobre la articulación.

¡Hazme saber qué opinas!

Espero te haya resultado útil la píldora de hoy. Déjame tu opinión en los comentario.

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

There are 6 comments for this article
  1. Avatar
    Martha Ossa at 15:12

    A la clase donde yo asisto va un señor que tuvo hace tiempo cirugía de rodillas. Él evita por sugerencia del maestro todo asana donde tengas apoyar las rodillas en el suelo como Adho Muka Virasana, postura de los 6 puntos etcétera. Y por supuesto tal como tú lo indicas, toda postura que implique cargar peso con las rodillas.

    • Julia Zatta
      Julia Zatta Author at 12:10

      Muy buen yogui ese señor. Una práctica de yoga avanzada es esto: saber adaptar el yoga al momento en el que estamos para seguir disfrutando de sus beneficios. Gracias por tu comentario, Martha!

  2. Avatar
    Paola at 15:36

    Me gusto mucho cuando explicas que mantenga el cuidado de las rodillas con ejercicios suaves porque eso regenera el líquido sinovial que nutre a los cartílagos Graciassss

    • Avatar
      Isabel Morales at 16:17

      Hola, Julia.
      Muy importante este tema que abordas. Agradecerte que compartas tu conocimiento.
      Tengo una anecdota muy reciente con respecto a esto. El lunes una alumna de unos 64 años me dice que la próxima semana la operan de la rodilla, menisco y quiste. No me había comentado nada y ha estado haciendo barbaridades en clase. Lleva poco tiempo, unos 4 meses y tengo que estar permanentemente encima de ella porque se va directamente a la variante mas avanzada.
      Dice que quiere volver en Julio. Cómo lo ves?
      Muchos besos, Julia.
      Gracias por estar siempre.

      • Julia Zatta
        Julia Zatta Author at 12:06

        Hola Isabel! Gracias por tu mensaje 🙂 Me alegro que te gusten mis píldoras. En cuanto a lo que me comentas: entiendo tu frustración con tu alumna. Su comportamiento es muy común e imagino que viene del desconocimiento. Creo que lo estás haciendo muy bien, cuidandola y poniéndole límites. Quizás puedas incidir en el porqué (si no lo estás haciendo ya) es decir, explicarle el por qué los límites y las modificaciones. Y con paciencia enseñarle a tener una actitud más amorosa consigo misma.
        En cuanto a la vuelta a la práctica solo bajo consentimiento médico.
        Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *