Un ritual exprés para concluir el año

Un ritual exprés para concluir el año

El cambio de ritmo de los días festivos es perfecto para reflexionar sobre el año que se acaba y dar la bienvenida a lo nuevo. 

Cada año sobre estas fechas me gusta emprender un pequeño ritual para cruzar el umbral entre un año y el siguiente. Esta vez he condensado mi ritual del año pasado en un ritual exprés.

¿Cuál fueron los momentos más relevantes de tu año?

Aquí pongo las lecciones, los logros y los retos del año, escribo todo lo que se me ocurre, sin censura. Después busco a ver si hay una frase o un símbolo que expresa la energía del año que se acaba.  (Para ello hago referencia a la numerología. Si te hace curiosidad mira la nota a pie de página).

¿De qué me quiero desprender?

Después de enumerar los acontecimientos importantes del año, siempre hay cosas de las que tengo ganas de dejar atrás.  Como por ejemplo ciertas emociones o patrones de comportamiento recurrentes que no quiero seguir alimentando. Lo que hice fue apuntarlas en un papelito y prenderle fuego. Adiós!

¿Donde quiero poner mi energía para el futuro?

Esta es la parte que más me gusta. Es como estrenar una libreta nueva. El año nuevo comienza lleno de posibilidades y buenos propósitos. Tomo nota de ellos (al principio son un montón!) y después los reduzco a una cantidad lograble. Después los reparto en mi calendario a lo largo del año para recordarme de cuando me toca ponerle energía. 

Voilá! Ritual concluido 🙂 

Si buscas una banda sonora agradable para tu ritual de fin de año, te recomiendo descargues esta aplicación en tu móvil. Se trata de música para yoga y meditación basada en los 7 chakras. Mola.


La numerología y tu año personal

Si me conoces en la vida real (o si me sigues en instagram) sabrás que últimamente me recreo con la numerología. Estos días me entretuve explorando los pronósticos numerologicos para el 2019 basados en mi año personal

El año personal supuestamente revela cuál será la temática o lección a aprender durante el año en curso, o en este caso, en el año que viene. Se calcula sumando el día y el mes de tu cumpleaños con los dígitos del año 2019. Después los números se reducen a un solo dígito cuya interpretación puedes leer aquí. Espero te diviertas 🙂

Feliz año!

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *