¿Te duelen las muñecas en yoga?

¿Te duelen las muñecas en yoga?

El yoga es duro para las muñecas, sobretodo para los yoguis principiantes. Hay que tener en cuenta que muchos no están acostumbradas a apoyar las manos en el suelo, ni a cargar el peso del cuerpo sobre ellas.

Piensa que los movimientos habituales que realizan los humanos en su día a día no incluyen apoyar las manos en el piso. Además, hay que tener en cuenta que la mayoría de personas no están acostumbradas a flexionar tanto la muñeca, ni tampoco a cargar el peso del cuerpo sobre de ella. Así que no es extraño que al empezar una práctica de yoga (o al intensificarla) las muñecas se resientan. 

El perro boca abajo

Hay varios factores que, sumados, retan la fuerza y flexibilidad de la articulación y pueden causar una inflamación temporal. En las posturas de yoga en las que apoyamos el peso sobre las manos (como en el perro boca abajo) las muñecas se mantienen en flexión, cosa que reta la flexibilidad articular. Y si tomamos en cuenta el grosor de la esterilla, la dureza del piso sobre el que uno practica y el peso corporeo de la persona, nos damos cuenta de que son muchos los factores que pueden irritar las muñecas. Es tomando en cuenta todos estos factores que vamos a buscar alternativas que se adapten a la persona en cuestión.

Cómo adaptar la práctica

Te cuento todo esto porque creo que, en vez de insistir en las posturas, habrá que buscar alternativas que se adapten a la situación del practicante de yoga. El objetivo es cultivar fuerza y flexibilidad de forma paulatina. Pero en el caso de que haya una patología articular preexistente (como artrosis o artritis) serán aún más las precauciones a tomar para avanzar con cuidado en la práctica. 

Lo que encontrarás en la píldora de hoy

Hoy contesto a dos casos muy diferentes entre sí en los que el hilo conductor son las muñecas. Aquí un pequeño spoiler de lo que encontrarás en el vídeo:  

  1. Yogui sana con experiencia. Una yogui atlética y bien entrenada que, al entusiasmarse con las posturas de equilibrios, forzó sus muñecas. Me pide que tipos de posturas alternativas puede practicar. En el vídeo te muestro una alternativa a apoyar los puños en el suelo que va muy bien para fortalecer la muñeca y los hombros al mismo tiempo.
  2. Yogui principiante con patología. Una profesora de yoga que no sabe qué alternativas ofrecer a una alumna que sufre de una patología degenerativa en la muñeca. Aquí nos encontramos frente una situación completamente diferente a la anterior: yogui principiante cuya patología no le permite abrir la mano lo suficiente para apoyarla en el suelo. ¿Qué hacer?

¿Te ha resultado útil mi video? ¡Te espero en los comentarios!

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

There are 4 comments for this article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *