Consigue ​alumnos​ ​fieles​ ​y​ ​llena ​tus​ ​clases

Consigue ​alumnos​ ​fieles​ ​y​ ​llena ​tus​ ​clases

Llena tus clases y vive de tu enseñanza de yoga! Susi Más te  explicará cómo lograrlo en éste artículo sobre lo que llamamos yoga business mindset, es decir: la mentalidad del yogui emprendedor. 

Desde luego el​ ​primer​ ​paso​ ​para​ ​conseguir​ ​alumnos​ ​fieles​ ​y​ ​llenar​ ​tus​ ​clases​ de yoga ​es​ ​ser​ ​fiel​ ​a​ ​tu​ ​propio modelo​ ​de​ ​enseñanza. Cuando​ ​acabas​ ​de​ ​terminar​ ​tu​ ​formación​ ​y​ ​apenas​ ​has​ ​empezado​ ​a​ ​dar​ ​clases​ ​es​ ​inevitable que​ ​seas​ ​muy​ ​parecido​ ​a​ ​los​ ​profesores​ ​que​ ​te​ ​han​ ​formado​ ​puesto​ ​que​ ​son​ ​los​ ​que​ ​te enseñan,​ ​te​ ​corrigen,​ ​y​ ​te​ ​moldean​ ​así​ ​que,​ ​aunque​ ​no​ ​quieras,​ ​tus​ ​neuronas​ ​espejo​ ​hacen su​ ​trabajo:​ ​aprenden​ ​por​ ​imitación.

¿Cuál es tu estilo de enseñanza?

Sin​ ​embargo,​ ​a​ ​medida​ ​que​ ​vas​ ​creciendo​ ​en​ ​tu​ ​práctica​ ​y​ ​enseñanza​ ​es​ ​recomendable​ ​que vayas​ ​alejándote​ ​de​ ​esos​ ​paradigmas​ ​para​ ​ir​ ​encontrando​ ​el​ ​tuyo​ ​propio.

¿Porqué?​ ​Sencillamente​ ​porque​ ​hoy​ ​día​ ​se​ ​gradúan​ ​cientos​ ​de​ ​nuevos​ ​profesores​ ​al​ ​año​ ​y comenzamos​ ​a​ ​ser​ ​muchos.​ ​Si​ ​eres​ ​y​ ​te​ ​mantienes​ ​igual​ ​al​ ​resto​ ​de​ ​profesores​ ​los​ ​alumnos no​ ​conectarán​ ​contigo,​ ​les​ ​dará​ ​igual​ ​ir​ ​a​ ​tus​ ​clases,​ ​al​ ​nuevo​ ​centro​ ​de​ ​yoga​ ​que​ ​abre​ ​en​ ​la esquina​ ​o​ ​practicar​ ​en​ ​el​ ​mega​ ​centro​ ​deportivo​ ​entre​ ​la​ ​clase​ ​de​ ​spinning​ ​y​ ​zumba.

Llena tus clases de yoga

Te​ ​costará​ ​llenar​ ​tus​ ​grupos​ ​y​ ​fidelizar​ ​a​ ​los​ ​alumnos​ ​si​ ​no​ ​conectas​ ​con​ ​ellos​ ​y​ ​para​ ​eso necesitas​ ​diferenciarte:​ ​ser​ ​genuino​ ​y​ ​auténtico.

Como​ ​profesor​ ​de​ ​yoga​ ​eres​ ​único,​ ​no​ ​hay​ ​otro​ ​igual​ ​a​ ​ti:​ ​la​ ​cadencia​ ​de​ ​tu​ ​voz,​ ​tu​ ​manera de​ ​enseñar​ ​trikonasana,​ ​tu​ ​estilo​ ​de​ ​enseñanza,​ ​tu​ ​visión​ ​de​ ​la​ ​práctica…todos​ ​esos​ ​detalles dan​ ​carácter​ ​y​ ​personalidad​ ​a​ ​tus​ ​clases.

Cuando​ ​te​ ​das​ ​permiso​ ​para​ ​brillar​ ​ocurre​ ​la​ ​magia:​ ​te​ ​sientes​ ​realizado​ ​con​ ​tus clases​ ​y​ ​acuden​ ​los​ ​alumnos​ ​adecuados.

Por​ ​tanto,​ ​para​ ​tener​ ​buena​ ​afluencia​ ​de​ ​alumnos​ ​necesitas​ ​conectar​ ​con​ ​el​ ​profesor​ ​que eres,​ ​de​ ​esa​ ​manera​ ​te​ ​sentirás​ ​agusto​ ​y​ ​seguro​ ​con​ ​tu​ ​enseñanza​ ​y​ ​esa​ ​profesionalidad​ ​y autenticidad​ ​será​ ​percibida​ ​por​ ​tus​ ​alumnos.

A​ ​veces​ ​tenemos​ ​miedo​ ​de​ ​salirnos​ ​del​ ​patrón​ ​que​ ​nos​ ​han​ ​enseñado,​ ​creémos​ ​que​ ​las cosas​ ​sólo​ ​pueden​ ​estar​ ​bien​ ​hechas​ ​tal​ ​y​ ​como​ ​te​ ​explicaron​ ​tus​ ​profesores​ ​y​ ​nos​ ​sentimos inseguros​ ​cuando​ ​salimos​ ​de​ ​ese​ ​espacio.

Diferenciarte​ ​forma​ ​parte​ ​del​ ​proceso​ ​de​ ​permitir​ ​que​ ​brote​ ​tu​ ​propio​ ​entendimiento del​ ​yoga​ ​y​ ​tu​ ​propio​ ​método​ ​de​ ​enseñanza,​ ​aunque​ ​de​ ​miedo,​ ​con​ ​lealtad,​ ​con​ ​rigor​ ​y con​ ​personalidad.

Considera estos 3 puntos

Así​ ​que​ ​date​ ​un​ ​voto​ ​de​ ​confianza,​ ​toma​ ​la​ ​decisión​ ​de​ ​empezar​ ​a​ ​respetar​ ​tus​ ​inquietudes​ ​y reflexiona​ ​sobre​ ​las​ ​siguiente​ ​preguntas:

  • ¿Qué​ ​te​ ​diferencia​ ​a​ ​ti​ ​como​ ​profesor?
  • ¿Cuáles​ ​son​ ​tus​ ​fortalezas?
  • ¿Cómo​ ​serían​ ​tus​ ​clases​ ​si​ ​no​ ​sintieras​ ​ese​ ​miedo​ ​o​ ​inseguridad?

10 consejos reales para vivir de tu enseñanza del yoga

Si quieres ser yogui emprendedor y vivir de tu enseñanza de yoga no te pierdas este otro artículo en el que comparto 10 consejos reales para vivir de la enseñanza del yoga. Déjame saber qué te ha gustado mi artículo en la sección de comentarios abajo.

Namasté!


Acerca de la autora

Susi​ ​Mas​ ​es​ ​profesora​ ​de​ ​yoga​ ​desde​ ​hace​ ​10​ ​años​ ​y​ ​fundadora​ ​del​ Instituto​ ​de​ ​Yoga (institutodeyoga.es) donde​ ​acompaña​ ​a​ ​profesores​ ​de​ ​yoga​ ​recién​ ​titulados​ ​a​ ​perfeccionar​ ​y​ ​mejorar​ ​su enseñanza​ ​mediante​ ​recursos​ ​gratuitos,​ ​asesoramiento​ ​y​ ​formaciones​ ​online.

This article was written by
Susi Mas

Susi​ ​Mas​ ​es​ ​profesora​ ​de​ ​yoga​ ​desde​ ​hace​ ​10​ ​años​ ​y​ ​fundadora​ ​del​ Instituto​ ​de​ ​Yoga donde​ ​acompaña​ ​a​ ​profesores​ ​de​ ​yoga​ ​recién​ ​titulados​ ​a​ ​perfeccionar​ ​y​ ​mejorar​ ​su enseñanza​. Sigue a Susi en Facebook e Instagram.

There are 5 comments for this article
  1. santiago at 10:13

    Buenos días.
    Me gustaría hacer una pregunta, cuando imparto la clase siento el deseo o me parece que estaría bien aportar alguna pincelada de anatomía en alguna postura, del tipo “estamos incidiendo en el psoas”, “siente como se estira el soleo que va de ….”, en fin algún comentario pero sin ser pedante, normalmente no lo hago porque tampoco a mi me lo han dicho, solo de vez en cuando, pero siempre me quedo con la duda y casi nunca lo digo.
    ¿Es conveniente hacerlo o mejor no?
    Muchas gracias por todo.

    • Lidia at 09:14

      Hola Santiago!
      Personalmente en mis clases siempre les hablo a la gente sobre el cuerpo físico, sin llegar a ser pedante ni dejar que toda la clase se centre en ello. Lo considero importante ya que la observación de nuestro cuerpo ayuda a muchos a la atención, el darse cuenta de que todo es una unión. Suelo introducir a mis alumnos en este cuidado explicándoles que el cuerpo físico es nuestra primera casa, ese primer hogar. E igual que sabemos de qué está hecha y cómo nuestra casa y cuidamos sus elementos (tuberías, cableado y demás), también en nuestra primera casa es importante.
      Solo es mi opinión personal !! Un abrazo

  2. Susi
    Susi at 10:17

    Buenos días Santiago,
    a mi me parece que si lo haces como detalle o pincelada es una buena manera de que tus alumnos vayan ampliando su conocimiento sobre si mismos.
    El cuerpo es la herramienta que tenemos para crecer y mejorar, y la mejor manera de empezar a conocernos es precisamente a través de su estructura física (lo que podemos percibir cómo físico (músculos, huesos, articulaciones, etc.).Considero que a través de pequeños detalles anatómicos tus alumnos pueden ir generando nuevas sensibilidades y creando conexiones que les ayuden a comprender la totalidad de su cuerpo.
    Yo suelo dar esos detalles en clase Santiago, nadie me lo enseñó así, pero con los años siento que a los alumnos les sirve y les gusta.
    Un abrazo, Namasté.

  3. Ana at 12:29

    Hola a todos,
    yo soy consciente de q la gente q viene a mis clases les encanta mi estilo y repiten, pero me cuesta mucho convencer a la gente a q pruebe. ni siquiera con clases gratis me resulta fácil.
    ya hace muchos años q escuché q muchas cosas se prueban en Zaragoza por el difícil público q somos, ahora me doy cuenta…
    qué tal en vuestras ciudades?

    • Susi
      Susi at 12:35

      Hola Ana,
      en mi ciudad también es normal que a la gente le cueste venir a probar las clases, pero en este caso es porque hay mucha oferta y somos mucho profesores.
      Lo que yo aprendí hace unos años es a no esperar a quedarme sin alumnos para hacer publicidad o difusión, tiene que ser algo constante, igual que todos los meses das clases para tener ingresos todos los meses debes también hacer algo (clase gratuita, presentación, pequeña charla, oferta, promoción) para traer alumnos nuevos.
      Sé creativa, y ya verás como el flujo de alumnos cambia.
      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *