La lección de anatomía más importante

La lección de anatomía más importante

La lección de anatomía más importante que jamás he recibido – y una que me encanta compartir – es la noción de “capas.” Me refiero a la estratificación de los tejidos del cuerpo humano (piel, músculos, etc,..)  dispuestos uno sobre el otro en capas adyacentes. 

La piel es la capa más superficial ya que se puede ver y tocar. Justo debajo de ella, la fascia superficial envuelve el cuerpo y mantiene su uniformidad. Más abajo están los músculos y sus tendones. Después, están los huesos que soportan nuestra estructura y protegen los órganos vitales. La fascia profunda está entretejida entre músculos, órganos y huesos, los mantiene separados y les brinda algo de movimiento.

Refinar mi comprensión de estas capas ha jugado un rol fundamental en mi desarrollo como terapeuta manual. Cada tejido es diferente: puede ser resbaladizo, fibroso, denso, fino, esponjoso, etc.. Cuanta más atención presto a cada uno, más refino la sensibilidad y la agudeza de mi tacto. Además, esta sensibilidad me brinda más conciencia corporal y la capacidad de cultivar una sensación interna de espacio y aplomo. 

Creo que todo el mundo puede disfrutar de desarrollar más conciencia corporal. Por esta razón enseño a mis estudiantes a sentir y a palpar la diferencia entre los diferentes tejidos del cuerpo. Cuando tocamos aprendemos con el cuerpo, ósea incorporamos la información. Estudiar anatomía a travez del tacto crea un nexo importante entre concepto abstracto y realidad física. 

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *