Rolfing desde la perspectiva del terapeuta: una entrevista con Aline Newton

Aline Newton Rolfer Certificada

Cuando me enteré que Aline Newton estaba de visita en Barcelona, sentí euforia. Aline es una Rolfer de renombre en nuestro campo profesional. Ha sido docente del Rolf Institue en EEUU y ha publicado varios artículos de referencia para Rolfers y clientes. Se da la casualidad de que el marido de una colega mía del Centre Cos es amigo del marido de Aline. (¿Qué curioso, no?) La colega nos puso en contacto y de allí nace esta entrevista.

En lo que sigue, Aline nos habla de qué es la postura. Elucida sobre cómo nuestra postura está ligada a una búsqueda de seguridad (en el campo de la gravedad). Después nos habla de cómo podemos cambiar nuestros patrones habituales mediante las sensaciones físicas. Por último, Aline revela qué es lo que le sigue fascinando de este trabajo después de 30 años.

Querría empezar con algo que has dicho en un artículo reciente en Rolf Lines. Dices que la postura es algo que “todos pensamos como si vista de afuera y que intentamos cambiarla desde ahí”. ¿Qué quieres decir?

Para casi todo el mundo la palabra “postura” evoca imágenes de soldados en posición de firmes, o de niños que caminan balanceando libros encima de la cabeza.

Quizás a causa de la cantidad de imágenes a las que estamos expuestos, tendemos a entendernos a nosotros mismos como en una foto (una imagen corporal) en lugar de estar presentes en nuestras sensaciones  reales, en lo que percibimos ahora mismo. Por desgracia, si empezamos desde una imagen corporal, una forma imaginada de nosotros mismos que quieremos cambiar, nos complicaremos mucho la vida. Lo que ocurre es que nos imponemos otro conjunto de tensiones sobre las tensiones que ya están ahí. 

Eso es lo lo que la doctora Ida P. Rolf, la creadora del rolfing, llamaba “un equilibrio de tensiones”.

Entonces, ¿qué es la postura?

Si dejamos a un lado las imágenes y volvemos a la experiencia, la postura se convierte en algo mucho más interesante. 

Para el lego en la materia: pensamos en la postura como la manera en que nos sostenemos a nosotros mismos. Nos encorvamos, o intentamos ser guapos, etc. Es verdad que hay una dimensión expresiva importante en la postura. Pero lo que la doctora Rolf nos señaló es que lo que llamamos postura es  también la manera en que recibimos la gravedad a cada instante.

Esto tiene que ver con cómo, subconscientemente, evitamos caernos. Cada uno de nosotros tiene que encontrar la forma de estar en equilibrio mientras camina, habla y vive. En este sentido, la postura es un reflejo de nuestras estrategias favoritas, o más familiares, para llevar a cabo esa tarea. Con “estrategias” me refiero a la forma en que acumulamos tensiones en ciertos músculos. No caerse es también una metáfora de aquello que nos da seguridad, de nuestra estrategia para protegernos. Cada uno de nosotros tiene su manera de hacerlo.

Así pues, ¿nuestra tensión habitual refleja una búsqueda de seguridad?

Sí, encontramos seguridad en el modo acostumbrado de hacer las cosas, aunque a menudo eso trae consecuencias no deseadas. Es por eso que aparecen clientes en nuestras consultas: el hábito empieza a hacerse incómodo, aparece tensión o dolor en el hombro, el cuello, las rodillas, etc. Llamamos a esas tensiones habituales pre-movimiento, en el sentido de que son el modo en que nos preparamos para movernos. En otras palabras: ocurren antes de que ejecutes un movimiento. Hubert Godard lo expresa bien: habla del prémovement du matin, las tensiones con las que nos levantamos por la mañana, esas tensiones que llamamos “yo” y que nos acompañan todo el día. En este sentido, la postura es una “actitud”, un estado de ánimo, una sensación, lo que solemos pensar como un estado de la mente. Pero es también un estado del cuerpo en la gravedad. Hay también un pre-movimiento que llamaría “dinámico”: la estrategias que usas antes de ponerte en marcha.  Tu modo de mantener el equilibrio en la gravedad. 

En el yoga este proceso se entiende de veras: antes de la postura del árbol, por ejemplo, tienes que asegurarte de que no te caerás, o de que tu cabeza esté recta. Tus pies están recibiendo el contacto del suelo en cierto modo, cambias el peso relajando algo y apretando otra parte. Tu cerebro hace todo eso por ti basándose en experiencias previas. Y es aquí donde mejor puedes usar tu destreza sensorial/perceptiva para cambiar -justo bajo tus pies, o en cómo tus ojos reciben la luz, o en la manera de percibir el espacio que hay detrás de ti.

¿Cómo cambiará mi postura si presto atención a las sensaciones físicas?

Solemos pensar en la buena postura como algo que hacemos (echar los hombros atrás, o sacar pecho). Así nos lo han enseñado: ser bueno conlleva esfuerzo. Aunque bienintencionado, conservar la idea de que la buena postura conlleva un esfuerzo muscular tan solo crea una mayor contracción. Significa interferir en la fluidez de movimiento en lugar de apoyarla. Hay que encontrar otra manera. La postura buena de verdad viene por otro camino. Ocurre cuando usamos la percepción y la sensación: cómo siento el suelo ahora mismo, dónde estoy poniendo el peso (más en la parte de delante, más detrás, más en un pie o en el otro, más el borde interno o en el externo..) ¡Pasan tantas cosas instante a instante en ese momento! Y al sentir qué es lo que está pasando realmente en cada momento, la postura también cambia. Ese cambio es la consecuencia de relajar ciertos músculos, pero indirectamente. Ponemos la atención en sentir nuestro contacto con el suelo, mientras nuestro cerebro se hace cargo del “hacer”. 

En vez de intentar dominar el cuerpo con la voluntad, esta metodología nos lleva a hacernos aliados de nuestro cuerpo y también de nuestro entorno. Personalmente, esa es la cualidad que deseo cultivar; la actitud que quiero “practicar”.

¿Cómo descubriste el Rolfing?

Tuve la suerte de que me lo dieran a conocer de niña, a través de amigos de la familia que eran nietos de Ida Rolf. No lo entendí de verdad hasta que estaba en la universidad estudiando psicología. Me maravilló mi propia experiencia de Rolfing, el tipo de cambio que ocurría en mi comportamiento y en mis emociones sin usar el habla y de mi noción habitual de “mente”.

Una de tus mayores influencias es Hubert Godard. ¿Cómo cambió tu manera de entender el Rolfing?

El punto de vista de Hubert incluye movimiento y percepción, y el formar parte del entorno en lugar de ser sólo una bolsa de piel o fascia. La fascia se daña cuando la sobrecargamos con movimientos repetitivos. Además de los accidentes y factores genéticos, lo que desgasta la fascia son nuestros pre-movimientos habituales. Por ejemplo, cuando nuestros hombros tensos intentan aguantarnos de pie, o ganarse cada respiración. Si está constantemente sobrecargado, el tejido fascial y muscular no disfruta de la libertad que necesita para estar sano.  El hermoso bípedo que somos ha evolucionado de tal modo que podemos contraer y relajar alternativamente, variando las presiones en el tejido a lo largo del día. Ahí es donde nos ayuda caminar y respirar de un modo bien organizado. Y nuestras prácticas (de tai chi, yoga, etc.) son maneras de afinarnos como haríamos con una guitarra. Todos tenemos preferencias naturales que nos llevan a estar desafinados cuando “sonamos”, y esas prácticas son formas de contrarrestar los resultados de nuestras preferencias. Se trata de conservar nuestra plasticidad, nuestra capacidad de empezar desde un punto nuevo en lugar del antiguo punto de siempre.

¿Cuales son, para ti, los beneficios del Rolfing?

Además de resolver dolencias y enseñarnos a movernos con más eficiencia, el trabajo de Rolfing y Rolfing Movimiento nos ayuda a descubrir nuestra integridad y nuestra capacidad de sentirnos seguros en un mundo que cambia continuamente.

¿Qué es lo que más te gusta de este trabajo?

Este pasado noviembre (de 2014) hace 30 años desde que me titulé como Rolfer. Lo que más me gusta de esta profesión es que se renueva con cada persona que aparece en mi consulta. Hace poco, me invitaron a una convención en el MIT que comparaba la técnica musical con la improvisación. Los improvisadores tienen que practicar, es obvio, pero su arte está en juntar su destreza con la frescura del momento presente. Esa es mi experiencia trabajando como Rolfer, y es una gran alegría.

***Lee los artículos de Aline y visita su blog***


Aline Newton es Rolfer con 30 años de experiencia en consulta privada. Se licenció en filosofía y psicología por la Universidad Johns Hopkins y obtuvo su máster en Educación por la Universidad de Toronto. Además de ser docente en el Rolf Institute, ha sido presidenta de su junta directiva entre 1994 y 1999. En el 1990 conoció a Hubert Godard, maestro y mentor con el que sigue estudiando en la actualidad. Aline vive en  Cambridge, Massachusetts, donde se dedica a impartir sesiones de Rolfing, educar en Rolfing Movimiento y a dar conferencias.

10 regalos para yoguis

10 regalos para yoguis

Si quieres hacerle un presente a tu amigo yogui, aquí hay 10 ideas de regalos para yoguis. Hay ocasiones especiales que alimentan en nosotros el deseo de tener un detalle especial para nuestros seres queridos. Con el yoga cada vez más en auge, seguro que entre tus amigos cuentas con a alguien que practica yoga. Lo que siguen son mis recomendaciones “top 10” para hacerle un presente que le va a encantar. 

(más…)

¿Qué te limita en las flexiones hacia delante?

¿Qué te limita en las flexiones hacia delante?

Las posturas de yoga que más ejecutamos en clase son las flexiones hacia delante. Y es justamente a causa de este tipo de posturas que muchos lamentan su falta de elasticidad. Mis alumnos me preguntan a menudo: “¿Por qué no soy más flexible? ¿Qué limita mi flexibilidad?”

(más…)

Cómo practicar sirsasana, la postura sobre la cabeza

Cómo practicar sirsasana, la postura sobre la cabeza

Una de las posturas claves en el yoga es salamba sirsasana, la postura sobre la cabeza. Según antiguos textos yóguicos, sirsasana es el “rey” de todas las posturas. Eso se debe a los beneficios atribuidos a esta asana, como por ejemplo la longevidad y el aumento de las facultades mentales.  (más…)

Page 19 of 22