La esencia del yoga con Richard Freeman

A photo posted by Julia (@jellyz31) on

Esta semana pasada ha sido muy emocionante. He conocido a Richard Freeman y Mary Taylor en persona después de haberlos seguido a través de vídeos en internet. Son una pareja de yoguis muy especiales, cuidadosos, humildes y con mucho conocimiento.

Empecé la semana fatal. Me torcí el tobillo justo antes de emprender mi viaje a los Estado Unidos y estaba muy angustiada a la idea de no poder practicar yoga a lo largo del curso.  Por suerte, Richard y Mary enseñan un enfoque muy sostenible. Mary estuvo pendiente de mi y enfatizó la importancia de mantener una continuidad en la práctica a la vez manteniendo cuidado de no forzar. Aprendí a usar diferentes apoyos y adaptar mi práctica a las circunstancias. Fue muy enriquecedor.

Richard es un maestro excepcional. Es raro encontrar a alguien que entienda las complejidades de la filosofía oriental y los transmita con humor y sencillez. Se nota que habla por experiencia cuando describe las diversas etapas de yoga, así como los aspectos más sutiles de la práctica. Su particular estilo de guiar la práctica física me ha ayudado a encontrar una sensación de espacio en mi cuerpo que solo conocía por el rolfing. También me he concienciado de lo mucho que regularmente practico en tensión, forzando la respiración y empujando a mi cuerpo.

A lo largo de esta semana, varias nociones dispersas que había adquirido acerca del yoga han empezado a encajar. Encontré respuesta a varias dudas, como por ejemplo esta: ¿Cómo mido mi progreso “espiritual”? ¿Cómo se que no estoy usando el yoga para agrandar mi ego?

 

Ya están abiertas las inscripciones para la nueva edición del Curso Online – Anatomia aplicada al Yoga.

Para más info haz clic aquí o en la imagen a continuación.    

¿Cual es la alineacion ideal del cuerpo?

Claudia quiere saber:

“Este método a que llama compensación? Y y cual es la linea que marca los puntos de alineación ideal en el cuerpo? Y por ultimo como incide el campo de la gravedad en el cuerpo?”

Las compensaciones son “bloqueos” que nos previenen tener un movimiento fluido y ligero. Un ejemplo simple es lo que pasa con una lesión, imaginemos que me hice daño en la rodilla. De pronto, para no sentir dolor, empiezo a llevar el peso más hacia el otro lado, intentando no cargar sobre la rodilla lesionada. Eso es una compensación postural, necesaria, que a largo plazo puede convertirse en habito aun cuando mi rodilla ha dejado de doler. Tal compensación repercute en todo el cuerpo, causando un desequilibrio.

La linea que marca los puntos de alineación ideal en el cuerpo es nuestro eje vertical. No es tanto un referente externo en el que tenemos que encajar, como una sensación interna. En Rolfing pensamos en nuestro eje como algo vivo, un espacio en nuestro interior con el que cultivamos una relación.

El campo de la gravedad nos afecta desde que estamos en el útero. La gravedad nos permite sentir peso y a través de nuestro sistema nervioso nos indica donde está el suelo y donde está el cielo. Normalmente, nuestro inconsciente percibe la fuerza de gravedad como una amenaza: si nos entregamos caemos. Así que construimos maneras rígidas de erguir-nos contra ella. Con Rolfing podemos aprender a entregar nuestro cuerpo a la gravedad y sentirnos sostenidos por ella. Nuestro eje central es la sensación de espacio y sostén que sentimos cuando hay equilibrio entre nuestro cuerpo y la gravedad. A nivel psicológico esto afecta la relación entre persona y entorno.


 Ya están abiertas las inscripciones para la nueva edición del Curso Online – Anatomia aplicada al Yoga.

Para más info haz clic aquí o en la imagen a continuación.    

 

Beneficios del Rolfing: el testimonio de Anna

Beneficios del Rolfing: el testimonio de Anna

Anna, 35 años, acudió a mi consulta por recomendación de una amiga. Empezamos sus sesiones de Rolfing en febrero 2011 y en 4 meses Anna recibió 8 sesiones. La entrevista publicada a continuación fué realizada a principios de septiembre 2011 y en ella Anna describe los beneficios que experimentó a raíz del tratamiento Rolfing.

¿Cuales eran tus objetivos al comienzo del proceso Rolfing?

Quería reducir algunos dolores que a menudo sufría en el cuello y en la parte alta de la espalda desde hace muchísimo tiempo. A veces parecían desencadenarse por alguna mala postura, otras veces por el stress… y a menudo no eran muy fuertes pero siempre estaban ahí presentes, aunque no me impidiesen llevar una vida normal.

¿Has logrado tus objetivos?

Sí!

¿Que cambios has percibido?

Noté una reducción progresiva de las mencionadas molestias y mejora notoria (la gente me lo dice!!) de la postura. Puedo decir que los efectos no son en absoluto pasajeros, lo cual es fenomenal.

¿Has notado beneficios mas allá de lo esperado?

Sí, porque (a) los efectos perduran en el medio plazo y parece que incluso mejoro con el tiempo y (b) mi postura es mucho mejor ahora, lo cual supongo que me ayudará a no tener problemas en el futuro.

¿Como fue trabajar con migo?

Fenomenal. Muy agradable, estuve siempre cómoda, aprendí muchas cosas y siempre se me aclararon todas las dudas. Además nunca se crearon expectativas irrealistas, lo conseguido es más de lo que yo esperaba. En experiencias previas con osteopatía o fisioterapia en cambio fue al revés: mi postura no mejoró y encima los dolores volvían en el medio plazo.

Para reservar tu sesión de rolfing envíame un WhatsApp (+34) 682685018

Si quieres recibir mis artículos directamente a tu correo electrónico déjame tu email. Te enviaré un correo cada vez que publique un nuevo artículo.

El placer de sentirse bien

El placer de sentirse bien

Recientemente estuve en Paris donde visité a Nico y Jess, dos amigos con los que cursé la formación de Rolfing en Estados Unidos. Entonces su relación recién empezaba, ahora están casados y viven en Francia.

(más…)

El mejor aliado en tu práctica de yoga

Girl stretching on the beach Como sugiere su nombre, el tejido conectivo tiene la función de conectar. Es un tejido especializado, a veces llamado fascia, que envuelve y conecta huesos, músculos, órganos. Su distribución en el cuerpo va por capas, como una cinta de embalar, que separa y protege las estructuras internas del cuerpo. Hay una íntima conexión entre el funcionamiento del tejido conectivo y la salud. El tejido conectivo sano es elástico y adaptable y nos permite movernos con agilidad. A veces, lesiones, estrés o nuestros hábitos posturales causan desequilibrios en el cuerpo que repercuten en el tejido conectivo: pierde su elasticidad y se vuelve rígido. En consecuencia, perdemos flexibilidad y nuestra postura se ve afectada.

Existe una terapia manual, llamada Rolfing®, que combina principios yóguicos con técnicas de la osteopatía. Rolfing trabaja el tejido conectivo para equilibrar el cuerpo, mejorar la postura y recuperar la flexibilidad. Utiliza manipulaciones que permiten soltar tensiones crónicas debidas a una mala postura para que el cuerpo se vuelva más alineado y libre. Los que practicamos yoga sabemos que al mejorar nuestra condición física optimizamos el funcionamiento fisiológico de todo el organismo. Rolfing es un proceso gradual que proporciona bienestar a largo plazo. Puede mejorar nuestra práctica de yoga y nuestra vida.

Mi propria experiencia con Rolfing fue excepcional: desde las primeras sesiones noté cambios drásticos en mi postura. Estaba más erguida sin proponérmelo, me sorprendía ver mi reflejo por la calle en algún escaparate porque mi silueta había cambiado. Era asombroso. No sabía que fuera posible cambiar de cuerpo. Me sentía diferente, ligera, gané confianza…Incluso mi profesor de yoga se maravilló al ver que mis hombros, que tenía siempre demasiado cerca de las orejas durante la práctica, iban bajando hacia su posición ideal.

Mi propia práctica de yoga ha podido avanzar mucho gracias a tener mayor conciencia corporal. Puedo disfrutar de las sutilezas de cada asana. Cuando estamos alineados estamos sostenidos desde dentro y nos sentimos más seguros.

Actualmente en Estados Unidos hay muchos yoguis que recurren al Rolfing para superar problemas físicos, como lesiones, o para mejorar su práctica de yoga. Una de ellas es la conocida maestra de Anusara Yoga, Sianna Sherman. En el 2002 habló con Yoga Journal en EEUU de su experiencia con el Rolfing: “Los efectos que Rolfing tuvo sobre mi práctica de Yoga fue tan extraordinaria que me inventaba cosas sólo para poderme subir a la camilla de masaje.” Y es así. Rolfing es una terapia maravillosa por su capacidad de transformar el cuerpo.

Rolfing fue creado a mediados del siglo XX por una científica estadounidense llamada Ida Rolf (1896-1979). Apasionada por el yoga y las terapias complementarias, Rolf se dio cuenta que la medicina moderna estaba centrada en sanar a las personas a través de la química y los productos farmacéuticos, sin dar suficiente importancia al cuerpo físico en sí. A partir de sus estudios y observaciones, desarrolló su propia técnica para mejorar la postura y la salud de familiares y amigos. Su técnica nace de la necesidad de llenar un hueco importante entre ciencia, cuerpo y salud.

Ida Rolf nombró a su método Integración Estructural, aunque con el tiempo se pasó a usar el apodo Rolfing, debido a su popularidad en círculos de crecimiento personal, psicología y filosofía humanista en la California de los años 60.

Los principios y la aplicación del método Rolfing se vieron influenciados por el contacto que tuvo Ida Rolf en los años 20 con el Yoga. Rolf creía que la transformación a través del cuerpo ayuda a que el individuo se desarrolle como mejor ser humano. Yo he podido comprobar en mi propra piel el hecho que con Rolfing he crecido como persona, y no sólo en altura. Cuando estamos alineados estamos sostenidos desde dentro y nos sentimos más seguros y con mayor confianza y autoestima.

Encontrarás más información sobre Rolfing aquí.

Page 16 of 17