Mejora tu enseñanza del yoga con estos 4 consejos de Susi Mas

Mejora tu enseñanza del yoga con estos 4 consejos de Susi Mas

Hace algunas semanas vimos una serie de consejos para mejorar tus instrucciones en yoga. Entiendo que, como docentes que transmiten, enseñan y difunden esta bella disciplina debemos estar atentos al lenguaje que usamos en clase y mantener una superación constante en temas que abarquen la empatía y la comunicación con nuestros alumnos. 

Por ello, hoy seguimos hablando de nuestro lenguaje en la enseñanza de yoga y te muestro algunas vías un poco más avanzadas para progresar y mejorar poco a poco.

1. Crea un archivo de sinónimos

Es algo tremendamente útil y de lo que hablo extensamente en el Manual Estratégico para planificar tu enseñanza de yoga. Es algo que te servirá a lo largo de toda tu enseñanza y que irá aumentando y enriqueciéndose a lo largo de los años.

Nuestra lengua es extensa y muy rica en el uso de sinónimos, abre un documento en tu ordenador o dedica unas hojas en tu cuaderno de práctica y comienza a anotar las expresiones más comunes que usas en clase y los sinónimos y símiles que vayas descubriendo sobre las mismas.

Es un trabajo a medio-largo plazo pero el estar atenta a ir rellenando este archivo te hará estar más receptiva al lenguaje y sus posibilidades.

Además, si tienes en cuenta que no todos tus alumnos entienden las mismas instrucciones, este sistema enriquecerá muchísimo tu capacidad de transmitir un mismo concepto o instrucción desde varias ópticas y aumentará el valor percibido por tus alumnos.

Es de lo mejorcito que puedes hacer por tu enseñanza.

2. Graba alguna de tus sesiones con la grabadora del móvil y escúchate

Nuestra enseñanza está viva: crece, evoluciona, se transforma….a veces se monotoniza y se ralentiza, coge manías, repeticiones vacías y vicios…

Toma la costumbre (por lo menos 2 veces al año) de ponerte el móvil a grabar en varias de tus clases (intenta grabar varias secuencias diferentes) y luego dedica un par de días a ESCUCHARTE con atención, ojo crítico y ganas de mejorar.

Observa no sólo el lenguaje, sino también el tono de voz, la modulación, los espacios de silencio, la vocalización.

No te obsesiones con ello pero date cuenta de que siempre hay cosas “sencillas” y al alcance de la mano que pueden mejorar sólo con ponerle atención en un par de sesiones.

3. Explora tu práctica personal para aumentar la sensibilidad y dar voz a nuevas sensaciones en las asanas.

Tu sadhana es tu principio y tu fin: inspiración y transformación.

Te animo a que pongas el foco a tus sensaciones más profundas. Trabaja en ir aumentando tu sensibilidad en el camino de la práctica y permite que lleguen a ti nuevas experiencias que puedas luego trasladar a tus alumnos.

La sensibilidad inteligente del cuerpo está ahí, siempre disponible, y es la fuente de la que bebe toda tu enseñanza.

4. Da la importancia que se merece al lenguaje

Honra el lenguaje siempre.

La manera en que hablamos, no sólo con la voz sino también con el cuerpo es extraordinariamente potente y merece todo tu respeto y tu atención.

Observa cuál es tu postura en clase y mantente receptiva y cercana.

Pasea entre tus alumnos y dedica momentos de atención tanto al grupo como a cada uno de ellos de manera personal: una mirada, un gesto, una pequeña indicación manual….el lenguaje es parte de tu comunicación, de tu expresión…. dedica tiempo a mejorarlo y enriquecerlo y observa los resultados: serán excepcionales.

Hazme saber qué tal te han parecidos los consejos compartidos en esta entrada. ¿Utilizarás alguno de ellos en tus clases? ¡Te espero en la sección de comentarios!

 


Acerca de la autora

Susi Mas institutodeyoga.es

Susi​ ​es​ ​fundadora​ ​del​ Instituto​ ​de​ ​Yoga y se dedica a impartir clase de ​de​ ​yoga​ ​desde​ ​hace​ ​10​ ​años. Además Susi acompaña​ ​a​ ​profesores​ ​de​ ​yoga​ ​recién​ ​titulados​ ​a​ ​perfeccionar​ ​y​ ​mejorar​ ​su enseñanza del yoga (mediante webinars online y consultorías por Skype)​. Sigue a Susi en Facebook e Instagram.

This article was written by
Julia Zatta

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

There are 9 comments for this article
  1. Natalia Gabriela Miguel at 11:32

    Gracias Julia! La verdad es que no recuerdo a quien conocí primero, si a tí o a Susi, pero me he hecho vuestra seguidora! El mundo de la docencia no tiene fronteras, hay que estar en continuo movimiento (autocrítica, reflexión, estudio, mucho estudio, actualización…). Agradezco muchísimo la labor que hacéis y por supuesto, le saco mucho provecho! Salud y Namaste

    • Julia Zatta
      Julia Zatta Author at 08:37

      Muchas gracias Natalia por tomar el tiempo de dejarnos este comentario. Y sí enseñar algo significa estudiar esta materia a fondo y continuamente. Por cierto, me encanta saber que sigues a Susi y a mi y que disfrutas nuestros contenidos. Somos un super-equipazo y disfrutamos mucho de colaborar y compartir contenidos y seguidores 🙂

  2. Alba Manzanedo at 19:17

    Me has hecho reflexionar mucho en la parte, de apunta todas la expresiones que utilizas y crea nuevas, lo haré desde ya! creo que me ayudará mucho a mejorar, y por supuesto totalmente de acuerdo en grabarte para poder valorarte y mejorar!! Gracias!!!

  3. Mary at 01:04

    Hola! Me parecen las cuatro de mucho peso , pararnos a observar nuestra Sadana me parece un buen principio. Gracias

  4. Verónica at 04:44

    Hola Julia!!!!! muchísimas gracias!!! escucharte , ver tus videos y leerte, van enriqueciendo mi práctica diaria, hacerme más conciente y ver desde otro punto de vista, gracias, gracias, gracias, un profundo Namaste!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *