Cómo recordar los términos anatómicos

Cómo recordar los términos anatómicos

Muchos de los que estáis apuntando a mi newsletter me habéis comentado que vuestro mayor obstáculo para aprender anatomía es recordar los nombres de los músculos. Es algo que os agobia y os desanima. (Quizás, querido lector, eso te pase a ti también). 

Hay que cambiar de enfoque

Sin embargo el problema de base no está en la nomenclatura sino en el contexto: estudiar anatomía por si sola, sin tener en cuenta el yoga, no sirve. Recordarás los términos anatómicos sólo y cuando éstos sean relevantes para tu práctica. Por ejemplo, si entiendes la implicación del músculo serrato anterior en la postura de la plancha te acordarás de él.

Los libros no son cursos

El problema con la anatomía y el yoga es que a menudo estudiamos anatomía sin tener en cuenta el yoga. Escogemos un texto de anatomía e intentamos estudiarlo como si fuera un manual. El problema es que los tratados de anatomía no son cursos, más bien existen como complementos a ellos. Yo misma no estaría impartiendo clases ahora si no fuera por la guía de mis maestros. Ellos supieron explicarme anatomía de forma relevante para el rolfing (después para el yoga y ahora para la osteopatía).

La anatomía y el yoga

Es decir, el contexto importa mucho. Si intentas aprender anatomía fuera del contexto del yoga, la información que asimiles carecerá de sentido para ti y para tu práctica. Y es por eso, creo, que tantas personas tienen dificultades con retener los términos anatómicos. Intentan aprender los nombres de los músculos sin entender cómo éstos funcionan en la práctica del yoga. Y cuando una información no es útil es más fácil olvidarse de ella. En resumen, la anatomía que estudies tiene que adaptarse a tus necesidades como yogui. 

La clave está en la relación

Hace unos días María, una alumna de mi curso Anatomía aplicada al yoga, me dejó este feedback: “he pasado de no atraerme nada la anatomía a entusiasmarme. La forma de explicarla de manera tan sencilla a la vez que práctica es lo que me ha cautivado.”

Aproveché para preguntarle si, antes del curso, ella también sentía frustración con recordar los términos anatómicos. Me contestó: “Sí, a mi también me costaba mucho retener los nombres tanto de músculos como de huesos. Con tu curso se me ha hecho muy fácil por la forma amena en la que presentas el el tema y sobre todo gracias a los ejercicios de palpar o percibir que son muy buenos.” 

Después añade esta reflexión: “Se me acaba de ocurrir que quizás la clave sea la relación del estudio de la anatomía con el yoga. En el curso de profesores de yoga nos dieron anatomía, pero ahora me acuerdo que no relacionaban lo que nos explicaban con el yoga y las posturas.”

El contexto en el que está presentada la anatomía es todo para un yogui. La clave para recordar la información es estudiar anatomía en el contexto de la práctica del yoga.

¿Quieres estudiar anatomía conmigo?

Ofrezco dos cursos online para profesores y practicantes de yoga. Uno es anatomía aplicada al yoga, que imparto dos veces al año. Te servirá para establecer unas buenas bases de anatomía y te prometo que no es nada aburrido. A parte de esto todo lo que aprendas es práctico, es decir lo podrás aplicar directamente a tu esterilla desde el primer día.

Mi otro curso se llama La columna vertebral y el yoga y te puedes apuntar en cualquier momento.  Este curso te servirá para conocer a fondo la anatomía de tu columna, afinar tu comprensión de los diferentes tipos de posturas de  yoga y crear secuencias que respetan tu cuerpo y el de tus alumnos. 


Apúntate a mi newsletter

¡No te pierdas mis próximos artículos! Déjame tu email y te avisaré personalmente cada vez que publique un nuevo post. Nos vemos en tu inbox 🙂

Next Post:
Previous Post:
This article was written by

Julia se dedica a impartir cursos de anatomía a profesores de yoga en persona y on-line. Síguela en Facebook e Instagram para estar al tanto de sus cursos y artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *